El camino de la industria manufacturera hacia la Transformación Digital

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Transformar digitalmente los procesos y operación de las empresas manufactureras es todo un reto, desde el punto de vista de los líderes o directores, quienes toman la decisión de cambiar el escenario sobre el cual han venido trabajando por años, delegando responsabilidades y siendo impulsados por los más jóvenes, e inspirados por su pasión y talento enfocado en nuevas soluciones.

Desde el comienzo de la revolución industrial en el siglo XVIII, las empresas han evolucionado constantemente y de una manera exponencial. Hoy en día, según expertos, existen 4 grupos: las del cambio, como Apple, Samsung o Uber, que han llevado la información del dato a un nuevo modelo de negocio, en el segundo grupo se encuentran las que ofrecen un valor agregado, tal como la cadena de Starbucks, el tercer grupo son aquellas que tienen proveedores altamente competitivos, que para permanecer a flote, mantienen sus precios relativamente reducidos, con una gran capacidad de distribución y una calidad indiscutible, un ejemplo son las empresas automovilísticas; al último grupo pertenecen las empresas que tarde o temprano dejarán de operar por su resistencia al cambio, falte de enfoque hacia las necesidades del mercado, y que siguen en pie gracias a la burocracia.

Tal como el especialista Eduardo Reyes Díaz-Leal, en su 111° publicación, titulada: “Trade Compliance” mencionaba que, justo el último escenario es el que ha provocado que no haya soluciones simples que provengan de un solo asesor o director. Sin duda, vivimos un mundo extraordinario hablando de negocios, por los cambios a los que estamos obligados a adaptarnos, para una mayor aportación intelectual.

Los siguientes cambios revolucionarios han llevado a las organizaciones a evolucionar en la era digital o a morir en el intento, tal fue el caso de Kodak y Blockbuster, que nos dejó como aprendizaje para el área comercial o de ventas, impulsar este crecimiento a bien de alcanzar su potencial con nuevas herramientas de la era tecnológica.

  • Primera Revolución Industrial (1820-1840) fue el proceso de transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino Unido, y extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y Norteamérica. El ferrocarril impulsado por el carbón se caracterizó en esta etapa.
  • La segunda Revolución Industrial iniciada a mediados del siglo XIX, implicó una serie de desarrollos dentro de la industria química, eléctrica, de petróleo y de acero.
  • La tercera, llamada revolución de los elementos inteligentes, surgió en los últimos 30 años del siglo XX e impulsó la aviación, la era espacial, la energía atómica, la cibernética, los ordenadores personales y la tecnología de la información para automatizar la producción, el Internet.
  • La cuarta revolución es descrita como la aplicación del internet a la industria en el manejo de los productos, usándose la digitalización, la Tecnología de la Información (IT), y dispositivos inteligentes, conectando redes, comunicando máquinas, adaptando servicios a los clientes en cualquier parte del mundo.

Parte de mi rol y de mis retos profesionales, es impulsar estas nuevas tecnologías para llevar ese conocimiento a las organizaciones y logren la transformación que han estado buscado, si bien en el ámbito del Comercio Exterior, las reglas y regulaciones por parte del gobierno son sumamente cambiantes, lo que llega a convertirse en un reto complejo para quienes tienen alguna certificación o permiso especial, todas esas horas de trabajo puede verse mermadas si no cuentan con los controles necesarios para la prevención de riesgos.

A lo largo de mi crecimiento profesional he aprendido estando rodeado de expertos en el ámbito, es que aplicar nuevas tecnologías enfocadas al Comercio Exterior, tal como hoy en día hacemos en MBGE con Aranxel, detona un interés en distintas áreas de la misma organización las cuales aportan mayor valor, asumiendo así una mayor responsabilidad para explotar estos recursos con el fin de garantizar un cambio tecnológico en todo sentido.

Siempre he estado de acuerdo que este cambio es de voluntades, es comprensible verlo así, ya que los grandes líderes que tienen a su cargo actualmente la operación prioritaria de la organización ha venido arrastrando la experiencia complicada de algunos proveedores tecnológicos, cuando se trata de cambios, los cuales llegan a ser tardados y en ocasiones casi inservibles. La tecnología que normalmente conocemos por ejemplo un ERP o CRM, con la que cuentan la mayoría de las organizaciones, no tardará en ser obsoleta en un par de años ya que, si bien cumplen con funciones específicas, no garantizan una adaptabilidad para agregar mayor valor. Cabe señalar que los nuevos modelos de negocio, acorde al dato, impulsan a muchos negocios y emprendedores a subirse al barco de la Transformación Digital y a optar por nuevas tecnologías como son Business Process Management (BPM) y Robotic Process Automatization (RPA), las cuales, por su naturaleza, se adaptan a cada organización, ofrecen un mayor alcance y un retorno de inversión asegurado que a largo plazo prevén evolucionar.

Todo lo que veo en mi día a día, tiene sentido acorde a lo que mencionan los expertos, según como se mencionó anteriormente, depende de cada persona en qué tipo de empresa quiere formar parte y optar por apoyar su crecimiento. Al final, todos somos recompensados, todos somos eslabones del cambio que, con los conocimientos adecuados y alianzas correctas, podemos impulsar la Transformación Digital en la industria manufacturera. Un reto más, como profesionales es generar nuevos modelos de negocio, tanto para un proveedor como un cliente, en busca de nuevos horizontes dentro de las organizaciones.

 

Daniel Sánchez

Commercial Consultant Aranxel Business Unit

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.