Retos y Oportunidades para la Industria Automotriz en México

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En las últimas décadas se ha observado un desarrollo y crecimiento sostenido de la industria automotriz en México, esto impulsado en gran medida por la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado con Estados Unidos y Canadá hace ya 22 años, lo cual inició una apertura generalizada del mercado mexicano a la inversión extranjera. Desde enero de 2017, con el inicio de la actual administración del Presidente Trump, esta alianza estratégica para la industria en la región se ha visto en constante incertidumbre debido a las propuestas llevadas por EEUU a cada una de las rondas de re-negociación, no obstante, ni México ni Canadá han cedido por considerarlas muy poco favorables para sus mercados internos.

Los temas referentes a las propuestas sobre un cambio del contenido regional del 62.5% a 85%, bajo un esquema donde el 50% del contenido de todos los autos fabricados en Norteamérica tenga su origen en EEUU, la incorporación de modelos adecuados según las nuevas normas de seguridad de los vehículos, una reactivación del gasto público debido a los procesos electorales en los 3 países que producirían un ligero aumento en las ventas de autos y la confirmación de la permanencia en México de armadoras como Audi, BMW y Mercedes Benz pese a una posible eliminación del TLCAN, nos dan un complejo pero esperanzador panorama para este 2018.

Con o sin TLCAN, México será el proveedor de autos de Estados Unidos

México se ha convertido en uno de los principales destinos para la industria automotriz en la región de Norteamérica, siendo actualmente el segundo proveedor de vehículos de Estados Unidos. Si bien la preferencia arancelaria respecto de otros países ha sido un gran factor de localización para las principales armadoras, existen factores como la cercanía geográfica o el costo de la mano de obra que hacen que un auto producido en nuestro país sea más competitivo en cuanto a costos que uno producido en EEUU. En un escenario sin TLCAN, los vehículos fabricados en nuestro país estarían sujetos al pago de un arancel de 2% o 3% para entrar al mercado estadounidense, lo cual se vería reflejado en una reevaluación del costo de producción de las armadoras establecidas en nuestro país y como consecuencia en un incremento en el precio final del vehículo para el consumidor.

No obstante empresas como Audi y BMW no enfocan la producción de vehículos hacia el mercado estadounidense, directivos como Scott Keogh, presidente de Audi Norteamérica, han declarado que los autos producidos en el país no se exportan exclusivamente a EEUU, sino que es el centro de distribución hacia Sudamérica, Europa y África. Dicho esto, una de las oportunidades para la industria automotriz es la diversificación del destino final de sus exportaciones para reducir el impacto que pueda significar enfrentarse a las tarifas arancelarias que puedan establecerse por nuestro vecino del norte.

Especialización más avanzada

Otro aspecto fundamental para el fortalecimiento de la industria es sin duda la especialización de los proveedores y la fuerza laboral. La labor de los proveedores de componentes para las ensambladoras es el desarrollo y producción de componentes con un mayor valor agregado para adaptarse con las nuevas regulaciones en materia de seguridad, emisión de dióxido de carbono y ahorro de combustibles. Por su parte la responsabilidad de las armadoras, así como de los centros de formación especializada es el de mejorar las condiciones para la formación de una fuerza laboral más calificada. Entidades como Querétaro y Guanajuato han recibido la inversión de grandes empresas como Continental que han apostado por la construcción de centros de investigación e innovación dedicados al desarrollo y la investigación en la industria automotriz.

La combinación de los puntos anteriores abona a una mejor adaptación a las tendencias de la industria a nivel global. La producción de vehículos más sofisticados que pueden ingresar en mercados de alto nivel de exigencia lo cual a su vez contribuye a una mayor diversificación de los destinos de exportación de los autos producidos en nuestro país.

Cadenas de abastecimiento bien articuladas

Tanto en la industria automotriz, como en cualquier otra industria basada en un modelo de manufactura, es de vital importancia contar con una cadena de abastecimiento bien articulada. El tema de la posición geográfica estratégica mencionado anteriormente es importante, pero no lo es todo. En los últimos años se han estado implementado la “clusterización” en distintas regiones del país, es decir, la concentración geográfica de industrias que integran el proceso de producción de forma directa o indirecta, lo cual ha contribuido al desarrollo de cadenas de abastecimiento con menores costos logísticos, un ejemplo es la zona del Bajío, donde estados como Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Jalisco, han atraído a empresas como BMW, Honda, Nissan y Toyota, por mencionar algunas. Así mismo, esquemas productivos como el uso de recintos fiscales o recintos fiscalizados estratégicos se han convertido en alternativas más costeables para las armadoras y sus proveedores.

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, la AMIA espera que para 2020 la industria automotriz mexicana produzca cerca de 5 millones de vehículos ligeros de 13 marcas diferentes, en más de 30 plantas de manufactura. Se avecinan retos importantes, pero también como en toda crisis se abren nuevas oportunidades para todos los actores que repercuten directamente en la industria como las armadoras, proveedores, fuerza laboral, por mencionar algunos, que de saber aprovecharla le darían un nuevo y mejorado impulso a la industria automotriz en México.

Para lograr este objetivo es necesario que las grandes empresas que se establezcan en México incorporen mayor tecnología en sus procesos productivos y en la complejidad de sus productos, para que estos sean de mayor calidad y sofisticación y en consecuencia se convierta en inversión con mayor generación de valor. Así mismo, deberán contar con el conocimiento técnico y legal, para lograr que sus productos y procesos cumplan con las disposiciones en materia de Comercio Exterior dictadas por las autoridades mexicanas, para lograrlo MBGE es el aliado estratégico y tecnológico de las empresas con la solución Aranxel, la cual es clave para optimizar tus procesos de importación y exportación, con la seguridad de tener un compliance al 100% de tus operaciones.

Fuentes:

https://expansion.mx/empresas/2018/01/04/asi-viene-2018-para-la-industria-automotriz

https://www.mms-mexico.com/art%C3%ADculos/la-industria-automotriz-mexicana-de-cara-al-2018

http://www.logisticamx.enfasis.com/notas/79841-exponen-oportunidades-industria-automotriz-mexico

http://mim.promexico.gob.mx/work/models/mim/Resource/71/1/images/290716_Automotriz_esp.pdf

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.