¿El RFID (Identificación por Radiofrecuencia) aún es una tecnología vigente?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

La tendencia en la actualidad es el enfoque en los datos, en donde aplicando análisis predictivos a través de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning podemos predecir tendencias, aplicar cambios en los negocios e incluso crear nuevos negocios basados en los insights que obtenemos de esos análisis. El RFID (Identificación por Radiofrecuencia) ha tomado gran relevancia ya que es una tecnología que podemos utilizar para obtener datos en tiempo real de objetos físicos y así poder obtener información a través de estos algoritmos de IA/ML que nos llevan a tomar decisiones.

El identificador por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) nos permite identificar y monitorear objetos o productos de manera automática y en tiempo real.  La forma de lectura es a través de señales de radio que son enviadas entre los lectores ópticos y las etiquetas que son colocadas en los productos, al mismo tiempo los lectores ópticos envían estas señales en tiempo real a los sistemas de los centros de distribución alojados en la nube.

Podemos decir, que el RFID no es una tecnología nueva, su uso comenzó en el año de 1973 durante la segunda guerra mundial, pero debido a factores como el costo de implementación en comparación con otro tipo de etiquetas como los códigos de barras, no logró usarse de forma masiva a nivel industrial. 

Hoy en día los costos de implementación de RFID ya no son un tema a considerar ya que han bajado drásticamente. De forma muy importante el RFID en la automatización de los procesos ha tomado gran protagonismo, con el principal enfoque en los datos como fuente para la toma de decisiones inteligentes en los negocios, las industrias y las compañías dedicadas a la innovación han volteado a ver al tema de RFID como fuente de información de objetos y productos físicos, para acceder a información en tiempo real en los procesos de negocio y a través de aplicar algoritmos de Inteligencia Artificial y Machine Learning para tomar decisiones inteligentes e informadas.

Figura: El uso del RFID en los procesos automatizados para la toma de decisiones.

Entre muchos de los beneficios al incluir el RFID en los procesos productivos y de negocio podemos mencionar los siguientes:

  • Optimización de procesos
  • Optimización de recursos
  • Conocimiento profundo sobre el control de la producción
  • Seguimiento y rastreo en la cadena de suministro
  • Estado actual de cada uno de los productos
  • Seguridad y autenticidad en los productos
  • Máquinas inteligentes con detección de piezas de remplazo
  • Disminución en el robo de mercancías

Concluimos entonces que el RFID está volviendo a tomar mucha fuerza ya que su uso se ha diversificado en gran medida con respecto a su uso original.  Hoy en día es considerado en conjunto con el IoT (Internet of Things), como los generadores de información de objetos físicos hacia dispositivos digitales y así apoyar en la toma de decisiones inteligentes en las organizaciones.

En MBGE nos hemos convertido en expertos en entender y aplicar las tecnologías que más se adecuan a cada uno de los negocios e industrias, y hemos encontrado que al combinar BPM, RPA, AI/ML, IoT, RFID y Cloud, es decir, orquestar tecnologías, logramos potencializar y agregar un valor único en la automatización de tus procesos de negocio

 ¡Conoce más sobre RFID y sus aplicaciones en la industria de logística en la siguiente charla!